sábado, 14 de abril de 2018

TOULOUSE: Exiliados, inmigrantes y refugiados



El pasado 17 de marzo, invitado por amigos franceses, tuve la oportunidad de pasear por la calles de Toulouse. Toulouse no le resulta nada extraño a un español, pues se trata , sin lugar a dudas, de la ciudad francesa con más influencia ibérica. No sólo por su cercanía, sino, especialmente, porque hace ahora 80 años más de 20.000 españoles se tuvieron que instalar de manera obligada en la capital de Aquitania, huyendo de la guerra y de la persecución. Y de se exilio forzado, misero, tenebrososo... hicieron virtud en una ciudad que les acogió, les integró y hoy en día hasta les homenajea merecidamente. En muchas de sus calles queda esa huella, y nos es nada raro encontrarte con tolosanos que hablan español.

Toulouse dejo huella en buena parte de aquella generación que perdió la guerra de España..., y los obrero españoles dejaron huella en aquella ciudad que les acogió. De experiencias como esta esta llena la historia del Movimiento Obrero. Touluse durante casi 40 años fue la seda del Partido Socialista Obrero Español, dela Unión general de Trabajadores. Fue la capital también de todo el Movimiento Libertario Español en el exilio así como de otras ogranizaciones obreras, sindicales y partidos políticos perseguidos por la España de Franco.



 Pasee por la plaza del Capitolio. Allí nos juntamos por la tarde cerca de 300 personas en la plaza del Capitolio conmemorando el 10 aniversario de los CÍRCULOS DE SILENCIO 
(www.circulodesilenciozaragoza.blogspot.com), una iniciativa internacional de solidaridad con inmigrantes y refugiados, que comenzó precisamente en esta plaza hace ya 10 años y que hoy se realiza periódicamente en cientos de ciudades de toda Europa

En aquella plaza estuvimos una hora de silencio, como en tantas otras ocasiones y como en tantos otros lugares del mundo. El silencio, lugar de encuentro. El silencio que tiende puentes con otros, que a pesar de las diferencias, descubren que es la dignidad del ser humano, tenga papeles o no los tenga, lo que nos une.

Toulouse. Calle Taur. Sede de la UGT y el PSOE en el exilio 

Esa plaza no resulta extraña para un español, ni para un inmigrante. Y en esa misma plaza, la plaza del capitolio, no hace tanto, miles de españoles inmigrantes, refugiados pedían también solidaridad. La solidaridad que pedíamos ayer y que muchas veces hoy los europeos les negamos. A pesar de eso, esperanzadoramente, realidades como los círculos de silencio manifiestan que el deseo de solidaridad y de acogida  de una buena parte de la ciudadanía europea sigue vivo.

Bolsa de Trabajo de la Plaza San Sernin. Lugar de numerosas e importantes reuniones de la CNT en el exilio








Volvimos fortalecidos y reconfortados. Con ánimo de seguir, al descubrir que los problemas, los anhelos, las esperanzas y la luchas justas son compartidas por muchas mujeres y hombres en muchos lugares del planeta.



Rodrigo Lastra


La estación de metro más importante de Toulouse dedicada a Jean Jaures, uno de los socialistas europeos más destacados de la primera mitad del siglo XX. Su internacionalismo y pacifismo le costó la vida. Hoy no hay ciudad en Francia que no le dedique una calle o una plaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario