lunes, 14 de septiembre de 2015

EDUCACIÓN DE LA JUVENTUD y MOVIMIENTO OBRERO

EDUCACIÓN DE LA JUVENTUD
Informe sobre educación socialista de la I Conferencia Internacional de las Juventudes Socialistas. Stuttgart, 1907
Las edades del obrero, de León Fréderic

  1. En el seno de la joven generación proletaria se hace sentir, y crece sin cesar, una viva tendencia hacia la educación socialista. Los jóvenes obreros sienten la necesidad de prepararse para la lucha de clases, adquiriendo los conocimientos y fortificando las facultades morales que les pongan en condiciones de conducir esta lucha con mayor vigor. Por educación socialista entendemos el desarrollo de estos conocimientos y de estas cualidades morales.
  2. La educación socialista de la juventud obrera se hace mejor y más eficazmente en las organizaciones propias. Por consecuencia, es un deber de los partidos socialistas tomar bajo su dirección la creación de organizaciones de la juventud y de sostenerlas allí donde existían ya. El papel de esas organizaciones debe ser:

a)    Propagar los conocimientos, en primer lugar aquellos que son indispensables al proletariado para que pueda conducir la lucha de clases con el máximo vigor, es decir, la ciencia de la sociedad. Ante todo, hace falta, donde sea necesario, poner la base de toda educación ulterior mediante la enseñanza de la lengua maternal a fin de que los jóvenes obreros adquieran la posibilidad de comprender bien aquello que leen y lo entiendan y lo expresen con sus propios pensamientos, oralmente y por escrito, con toda claridad. En el primer lugar de la educación de la juventud proletaria debe encontrarse el estudio de la economía política, de la historia universal y de la historia del movimiento obrero…
b)    Hacer nacer y fortificar las cualidades, tales como la solidaridad, los sentimientos democráticos, la disciplina, la conciencia de sí mismo, el espíritu de sacrificio, el coraje y la clama, de la cual el proletariado tiene necesidad para poder cumplir su misión histórica. Importa aún insistir en la importancia de la colaboración de los dos sexos en las organizaciones de la juventud. El trabajo y la lucha en común por una gran causa es el mejor medio de instaurar entre los dos sexos las relaciones de estima y de camaradería mutua que son la base de la moral sexual del socialismo.
c)    Desarrollar los sentimientos de solidaridad internacional, generalizando el conocimiento del movimiento obrero y del movimiento de la juventud socialista en los demás países, así como favoreciendo las relaciones personales entre los jóvenes obreros socialistas de todos los países.
d)    La cultura física por ejercicios de gimnasia y de juegos.
e)    El desenvolvimiento del sentido estético del proletariado.
  1. La educación socialista de la juventud se hace mejor en las organizaciones propias, pero es de desear que un elemento orgánico una sus organizaciones a las del proletariado consciente o que, de todas maneras, allí donde esto no sea posible, exista entre ellas una relación moral.
  2. La educación socialista de la juventud se hace, en parte, por medio de la prensa, de conferencias, etc,…Hace falta que se complete por la acción, por la lucha, dado que es imposible fijar un punto definido donde el saber adquirido por el joven obrero le pone, por primera vez, en estado de participar en la lucha cuando, inversamente, la acción es muy a menudo el mejor método de educación. Insistimos sobre el hecho de que, mientras en la organización política sindical la acción tiene la máxima importancia, en el movimiento de la juventud la educación debe encontrarse en primer plano y constituir su objetivo primordial.

Los puntos sobre los cuales las organizaciones de los jóvenes deben concentrar principalmente su acción, resultando de la situación particular de la juventud obrera en la sociedad capitalista, son:
a.    La lucha por el mejoramiento de la legislación protectora de los trabajadores; por una aplicación mejor de sus prescripciones y a favor de la protección de la juventud obrera contra toda explotación.
b.    La lucha contra el alcoholismo.
c.    La lucha contra el militarismo.
  1. Los medios de los cuales disponen los jóvenes obreros para cumplir su misión de educación, concretamente, son los siguientes:
a.    Conferencias y cursos (serie de lecciones)
b.    La edición y profusión de periódicos y folletos.
c.    Bibliotecas en los grupos y bibliotecas ambulantes.
d.    Excursiones en común y la organización de visitas instructivas.
e.    Ejercicios físicos y juegos al aire libre.
f.     Participación en las manifestaciones.
g.    Círculos de estudios.
h.    Veladas literarias y artísticas.

De otra parte, es deber de las organizaciones de la juventud trabajar por que el Partido realice cada vez mayores esfuerzos a favor de la educación de los jóvenes obreros.


Los congresos obreros internacionales. Amaro del Rosal. Grijalbo. Barcelona. 1975.

No hay comentarios:

Publicar un comentario