miércoles, 5 de diciembre de 2012

SOCIALDEMOCRACIA: citas


RASGOS DE LA SOCIAL-DEMOCRACIA.

  "En primer lugar, la aceptación de la economía capitalista se combina con una amplia intervención del estado, a fin de contrarrestar el desarrollo desigual. En segundo lugar, se utilizan métodos de regulación Keynesianos para conseguir el crecimiento económico: salarios elevados, estabilidad de precios y pleno empleo. En tercer lugar, la política estatal consiste en redistribuir el excedente de forma progresiva, a través de programas de bienestar social, seguridad social y legislación fiscal. Y, finalmente, la clase obrera está organizada en un partido socialdemócrata mayoritario, estrechamente ligado a un poderoso movimiento sindical centralizado y disciplinado".
E. Kesselmann.

 CINCO PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA SOCIALDEMOCRACIA.
 "Para A. Crossland (1956), estudioso militante socialdemócrata británico, lo característico de la socialdemocracia vendría dado por el liberalismo político, la economía mixta, el estado de bienestar, la política económica de tipo keynesiano y el compromiso con la igualdad social".
J.M. Mardones.

 
DECADENCIA SOCIALDEMÓCRATA.
Se da en los años 70.
 "La socialdemocracia perdió su fuerza y coherencia intelectuales en los años setenta"
W.E. Paterson / A.H. Thomas.

 
CRISIS DE LA SOCIALDEMOCRACIA.
Ya no es fuerza histórica.
"El final de la fuerza histórica de este consenso (socialdemócrata) es previsible. El síndrome socialdemócrata de valores no sólo ha dejado de promover el cambio y nuevos avances, sino que ha comenzado a producir sus propias contradicciones, y ya no puede abordarlas eficazmente ... Los socialdemócratas de derechas que administran poder son criaturas tristes, ya que resulta obvio que representan al mundo de ayer".
R. Darhrendorf.

 
CONTRADICCIÓN DE LA SOCIALDEMOCRACIA.
Erosiona su legitimidad.

 "El importante estudio de J. O´Connor La crisis fiscal del Estado (1981) resulta modélico. O´Connor resalta el dilema en que se encuentra el estado capitalista socialdemócrata: `... debe tratar de cumplir dos funciones básicas y a menudo contradictorias: acumulación y legitimación. Esto significa que el Estado debe tratar o mantener o crear las condiciones de la armonía social´. Al final, no puede por menos que erosionar su propia legitimidad, al favorecer a una clase -normalmente la de los poseedores del capital- en detrimento de las necesidades y demandas de los asalariados. El reconocimiento social del sistema es puesto en entredicho".
 J.M. Mardones.

 
CRÍTICA A LA SOCIALDEMOCRACIA.
Integra a la Clase Obrera.
 "Se tiende a pasar por alto que el consenso socialdemócrata ha sido posible gracias a la colaboración de la clase trabajadora. Se ve más bien como un medio para integrar a esta clase en favor de la estabilidad del sistema".
J.M. Mardones.

CRÍTICA A LA SOCIALDEMOCRACIA
De J. Habermas.
"El sistema capitalista compra la lealtad de las masas -la legitimación- a base de mejoras económicas: más electrodomésticos, más coches, más vacaciones... Este consumismo supone un crecimiento económico sostenido y la posibilidad de manipular los apremios legitimadores basados en la `necesidad universal de justificación´ de las medidas estatales. Dicho de otra manera: el consumismo choca con las demandas morales de justicia e igualdad para todos. Al comienzo de los setenta, Habermas veía una serie de síntomas en el sistema cultural (crisis de la ideología de la productividad, fracaso de la redefinición individualista posesiva de las necesidades...) que le hacían pensar que no era posible dilatar tales apremios legitimadores. Posteriormente, con la crisis del 73, reconocerá que el sistema continúa siendo capaz de conjurar el peligro: sigue comprando la lealtad ciudadana mediante la oferta, ya no de mejoras materiales, sino de no perder lo adquirido. Últimamente insiste en indicar cómo la política socialdemócrata, basada en el trabajo y el crecimiento económico, ha dejado de ser movilizadora, porque ha agotado sus energías utópicas, que caminan hoy por la vía de una sociedad más solidaria y comunicativa".
J.M. Mardones.

 

ALTERNATIVA SOCIALISMO.
No fuera de la socialdemocracia.
            "En resumen, la caída del Este ha supuesto un nuevo golpe al prestigio ideológico de la socialdemocracia; pero también ha servido, por otra parte, para mostrar claramente que la alternativa socialista al capitalismo para por asumir lo mejor de la política socialdemócrata (Duverger)".
                                   J.M. Mardones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario