sábado, 7 de julio de 2012

HAMBRE: Ayer y hoy

Paris sitiada, sufriendo el hambre a finales del S. XIX
Karl Marx creía que la falta de alimentos todavía iba acompañar ala humanidad durante siglos. Toda su teoría política y económica, y toda su visión social del mundo se basa en esa hipótesis. Los bienes disponibles en el planeta son insuficientes para cubrir las necesidades mínimas y elementales de los hombres. Por eso la lucha por los alimentos, las guerras, los conflictos y las insurrecciones provocadas por la hambruna, son constantes. Marx murió en 1883 y se equivoco radicalmente. Después de su muerte el mundo ha conoció una sucesión ininterrumpida de revoluciones tecnológicas, electrónicas, etc. La capacidad de producción de la humanidad se ha desarrollado de manera extraordinaria. No hay carencia de bienes como decía Marx. Hay sobreabundancia. Pero el escándalo del hambre no a desaparecido. Al contrario, se agrava trágicamente. Lo que actualmente mata es la carencia de origen social, es decir, la distribución injusta de los bienes disponibles.

 Ziegler Jean. “El hambre en el mundo explicada a mi hijo”. Muchnik editores 2000. P.19

No hay comentarios:

Publicar un comentario