lunes, 11 de junio de 2012

LA MORALIDAD DE AQUEL MOVIMIENTO OBRERO

Moralidad insobornable
Wilheim Weitling, 1908-1871. Sastre, militante
obrero nacido en Alemania y considerado como
uno de los sociliastas utópicos
“Durante la última fase de su vida, Weitling (sastre de profesión) intentó realizar en su taller algunos inventos útiles para la profesión de sastre. A raíz de su invento de una máquina, tuvo un pleito con el consorcio Singer; a pesar de la miseria en que se encontraba, Weitling se negó a aceptar la suma que la empresa capitalista le ofrecía como indemnización. Murió el 25 de enero de 1871 en Nueva York, en medio de la pobreza, el aislamiento y la amargura más espantosos.”
"Proudhon, A pesar de su pobreza, rechazó los 20.000 francos que su oponente —el banquero Pereire— le ofreció como compensación, gesto que por si solo pone de manifiesto su integridad moral.(...) Declinó una colaboración fija en el “Nain Jaune”, que le ofrecia 7.200 francos de emolumentos al año. Así mismo rechazó escribir para otras publicaciones opuestas a su línea política”
No busca en primer lugar vivir mejor sino vivir más noblemente, más espiritualmente. De modo que su objetivo es una auténtica renovación espiritual (...) el proletariado europeo intentó llevar a la práctica los valores que el Renacimiento, el humanismo latino y el idealismo alemán habían elaborado en teoría recogiendo los valores más excelsos del cristianismo y la filosofía griega"

HELENO SAÑA. Lideres Obreros. Ed Zero-ZYX 1974
El anarcosindicalismo español destacaba por su carácter ascético. Los seguidores de este ideal repudiaban el consumo de bebidas alcohólicas, rechazaban el tabaco por ser un hábito absurdo, consideraban la prostitución como una explotación denigrante de la mujer y el baile como la antesala de la prostitución misma. Por esta misma razón no mantenían relaciones sexuales más que con la mujer amada, elegida como esposa y compañera de su vida. Era su idea de amor libre; al margen de todo vínculo oficial o religiosos, pero con la fidelidad como valor supremo. Desarrollo de vínculos solidarios entre los hombros viviendo de manera sencilla y sin necesidades superfluas. ¿Era éste un sentido religioso?. Ellos lo llamaban apostolado y sacerdocio. El Diablo, en este caso, era el Capitalismo.
JAVIER MARIJUAN. Cipriano Mera. Ed VsV  1994

No hay comentarios:

Publicar un comentario