viernes, 30 de marzo de 2012

MILITANCIA OBRERA: Entusiasmo y Amor al Ideal


“A fines de siglo había por todas partes en el sur de España «apóstoles de la idea», que recorrían el país a pie, a lomo de burro y en carromatos, sin un céntimo en el bolsillo. Los trabajadores los alojaban y les daban de comer. (Desde el principio y esto es válido incluso hasta el día de hoy, el movimiento anarquista español nunca fue apoyado ni financiado desde el exterior.) Así se inició un masivo proceso de aprendizaje. Por todas partes se veían braceros y campesinos que leían, y entre los analfabetos había muchos que aprendían de memoria artículos enteros de los periódicos y folletos del movimiento. En cada pueblo había al menos un «ilustrado», un «obrero consciente», el cual se distinguía porque no fumaba, no jugaba, no bebía, , no estaba casado con su mujer (a la que era fiel), leía mucho y trataba de transmitir sus conocimientos.”


Hans Magnus Enzensberger. El corto verano de la anarquía. Ed anagrama 1998



No hay comentarios:

Publicar un comentario