viernes, 16 de marzo de 2012

LA IMPORTANCIA DE LA CULTURA PARA LOS POBRES


José Peiró, hijo del militante obrero y sindicalista Joan Peiró nos relata la enorme importancia que la cultura tenía para aquella militancia obrera. Peiro aprendió a leer y a escribir  pasada la veintena de edad. Llegó a ser periodista, ministro de España y uno de los militantes más íntegros del movimeinto obrero hispano.

“A pesar de que no sabía leer, llevaba siempre en el bolsillo de la chaqueta un ejemplar de El Vidrio o de la Solí y el prodigio era que él, aunque no sabía leer, discutía con sus compañeros el alcance de determinados artículos dando la impresión de haberlos leído. Empero, Peiró tenía plena conciencia de su ignorancia y sufría enormemente. Cierto día, pues, ante la gran sorpresa de mi madre, Peiró le mandó que le trajese un tintero, una pluma y unas cuantas cuartillas de papel; extrañada le trajo lo pedido y aquella misma noche Peiró se encerró en el comedor y empezó a copiar una serie de cartas que Rafael (su vecino cartero)había depositado en el retrete para el uso que es inútil explicar y que Peiró había recogido. El alba lo encontró sentado frente a los garabatos que venía de copiar y que era incapaz de comprender. Así, poco a poco y con la ayuda del provincial jubilado de correos, su improvisado maestro," Peiró empezó a conjugar sus primeras letras. Con sus incesantes persecuciones que regularmente se terminaban en una celda de la Cárcel Modelo de Barcelona, la policía tan vinculada a la burguesía catalana, hizo el resto. La cárcel, la universidad de la mayoría de militantes sindicalistas y anarquistas de España, fue la escuela que pudo facilitar a Juan Peiró, la posibilidad de adquirir lo más importante de su bagaje cultural. Academia impuesta por las circunstancias y donde Peiró, durante los frecuentes y largos períodos de detención, pudo encontrar la obligada latitud para empollarse teórica y prácticamente de los problemas económicos y político sociales del proletariado español”.

Jose Peiró. Trayectoria política de la CNT. Ed jucar 1979

No hay comentarios:

Publicar un comentario