lunes, 6 de febrero de 2012

Laborismo ingles y cristianismo.


Las raíces cristianas del laborismo inglés

James Keir Hardie, primer diputado
laborista al parlamenteo británico
La breve declaración de Keir Hardie responde bien al carácter de su autor y representa la actitud de tantos socialistas y sindicalistas de su tiempo. James Keir Hardie (1856-1915), líder de (os mineros de Ayrshire y secretario de la federación de mineros escoceses, fue un colaborador activo y predicador popular de la Unión Evangélica y siguió siendo cristiano, aunque despojado de su dogmatismo, pero siempre inflexible y exigente puritano. Secretario primero del Partido Laborista Escocés, fue uno de los fundadores del Partido Laborista Independiente británico, en 1892, siendo ese mismo año elegido miembro de la Cámara de los Comunes, para la que fue reelegido en muchas legislaturas hasta su muerte. El partido de Hardie no era un partido marxista; su estilo y doctrina eran marcadamente éticos, en pro de una humanización del mundo del trabajo: jornada de ocho horas, jornal mínimo, derecho del trabajo, igualdad de enseñanza, mejoras de sanidad y de vivienda, etcétera, en línea con los socialistas cristianos de las décadas pasadas. Keir Hardie fue siempre la figura indiscutible, aun cuando, como en los últimos años, no ostentara la presidencia. Pacifista, internacionalista, anti-imperialista -su libro "La India" es una buena prueba—, fue un ardiente defensor de la huelga general en contra de la guerra.

V.M. Arbeloa. Socialismo y anticlericalismo. Taurus. 1973. Madrid. Pág. 192.

No hay comentarios:

Publicar un comentario