sábado, 18 de febrero de 2012

LA FAMILIA Y EL MOVIMIENTO OBRERO

Informe sobre la familia en la I Internacional

Familia obrera 1920, Berlin,
Märkisches Museum-Hans Baluschek
En el Congreso de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT)) de Ginebra (3-8 de septiembre de 1866), M. Chemalé, delegado por París, afirmaba en su informe que "la instrucción familiar es la única que puede formar a los hombres. La familia es la base de la sociedad".

Informe sobre la educación de los niños, la mujer, la familia y la enseñanza integral realizado para la Internacional por los obreros suizos. Leído en la décima sesión del Congreso de del AIT celebrado en Lausana (2-8 septiembre de 1867):

La familia es la piedra angular de todo el edificio social. En la familia aparece el mejor y el más hermoso reflejo del poder divino creador, de la sabiduría que gobierna y del amor que sostiene y consuela. La familia es el santuario augusto de la autoridad que crea y de la educación que educa; es el hogar vivo e inextinguible de dos de los más nobles sentimientos que están en el corazón: el reconocimiento y el respeto. La familia, objeto inmortal, primero y último fin de la solicitud del Creador y de las leyes divinas, como debiera ser también del hombre y de las leyes sociales [...]. Sin la familia no hay para el hombre desarrollo completo y armónico. Es también la familia el refugio consolador de los corazones entristecidos, de las almas angustiadas y desesperadas. Es, en fin, la humanidad en miniatura, y su teatro modesto podría ser suficiente para ocupar la ambición más vasta: en su seno se encuentra actividad y trabajo, dolores y consuelos, paz y bondad. Es la fuente de la fraternidad".

VVAA. I Congreso Obrero Español. ZYX. 1972.



No hay comentarios:

Publicar un comentario